Club de Jazz 7/04/2020
Jazz en cuarentena IV

Reseñas de discos

Mark Lotz & Islak Köpek - Istanbul Improv Sessions May 4th
Evil Rabbit Records - 2012
Año: 2012
Sello: Evil Rabbit Records
Músicos: Mark Alban Lotz (fl), Islak Köpek: Sevket Akinci (gt), Kevin W. Davis (ch), Korhan Erel (ord), Robert Reigle (sx), Volkan Terzioglu (sx)

Mark Lotz & Islak Köpek

Si nos adentramos en territorio experimental, en ese vasto universo de la improvisación libre, existe la tentación de encontrar en la condición onomatopéyica de ciertas expresiones instrumentales el parámetro de reconocimiento, el marco teórico sobre el que construir nuestro juicio. Todavía hoy, es un reto discernir el valor artístico de la música que prescinde de la tradición occidental de melodía, ritmo y armonía, tanto para quien ejercita la improvisación como para quien la escucha. Cuando no hay intención programática ni descriptiva confesa, hablar al lector de evocaciones ambientales, decirle que el tipo de soplo del saxo, combinado con el marco sonoro que lo envuelve, recuerda el crujido de las maderas portuarias y el graznido de las gaviotas (y añadir, acto seguido, que esa improvisación la han titulado Mouths) nos lleva al inútil terreno crítico de la sugestión personal.

Este disco recoge la sesión que el flautista alemán Mark Alban Lotz mantuvo en Estambul con el grupo de improvisación turco Islak Köpek. Bajo el mismo título, pero fechada al día siguiente, grabaría otra sesión publicada con anterioridad en otro sello discográfico. Alemán de nacimiento (Tübingen, 1963), la trayectoria artística de Alban Lotz es tan diversa como su periplo personal (su infancia transcurrió entre Alemania, Tailandia y Uganda, dice su currículo oficial). Lo mismo trabaja en contextos de música tradicional cubana, que se le puede escuchar en orquestas de folk o soplando para bailables músicas electrónicas, que, como aquí, escarbando en el espacio y el silencio con este grupo de improvisadores radicado en Estambul. Fundado en 2005, Islak Köpek mantiene en esta grabación a tres de sus cuatro fundadores (los nombres turcos) y despide al chelista estadounidense Kevin W. Davis, que volvió a su país poco después del registro. Desde 2006 figura en nómina otro músico que, como Lotz, lo mismo se le puede escuchar ejercitando la música tradicional de Papúa Nueva Guinea (en cuya universidad fue profesor de etnomusicología) que en alguna sesión con Cecil Taylor. Se trata del saxofonista Robert Reigle, hoy profesor en Estambul.

Música de texturas, de efectos (escúchese la curiosa conjunción gutural de flauta y electrónicas en Throat), desligada a menudo de referencias métricas (si bien en un tema como Stop, construido sobre la emisión de diversos acordes disonantes, el silencio como elemento de reposo termina por figurar un cierto sentido rítmico del tempo), en la que la distribución instrumental facilita el contraste y la diversidad (rara vez suenan los seis juntos y varios son los dúos: flauta – chelo, flauta – saxo, flauta – guitarra o flauta – electrónicas). Uno intuye cierta evocación ayleriana en la circular y aulladora Our, aunque cualquier parecido con el free jazz es pura coincidencia (como mucho una más de las numerosas referencias posibles ya en la inicial We, con el chelo de Kevin W. Davis convertido en walking bass para saxo y flauta). Divertido el diálogo entre la flauta de Lotz (con sus diversas variables sonoras: viento, notas y voz) y las electrónicas lanzadas por Korhan Erel en el intercambio de golpes que es Mouthtrap. En un momento determinado, el viento de la flauta – viento como efecto, no como emisor de nota alguna – en combinación con la lluvia de frecuencias electrónicas nos remite al imaginario cósmico (de nuevo el terreno de la sugestión, ¡qué fracaso crítico!) y convierte la música en una experiencia sonora en tres dimensiones. Talking (dúo de flauta y chelo) y Diamond (flauta y guitarra) es la música de acción y reacción, de gato y de ratón, de vaivén conformado por una línea sonora de dos cuerpos que devienen unidad y que dan argumento a una de las muchas lecturas posibles de una música siempre estimulante y retadora.

Carlos Pérez Cruz

Nota: publicado originalmente en la revista 'Cuadernos de Jazz'.

Volver
PROGRAMAS
ÚLTIMOS TWEETS
@clubdejazzradio

RT @diariARA: Trump aprofita el coronavirus per posar fi al dret d'asil ara.cat/internacional/…

@clubdejazzradio

@Yamiche I was watching the @NewsHour when that happened. What a terrific work you do as a team! I don’t know how t… twitter.com/i/web/status/1…

DONACIONES
Contacto
club@elclubdejazz.com