Club de Jazz 21/05/2019
Amirtha Kidambi

Reseñas de discos

Eleni Karaindrou - Athens Concert
ECM - 2013
Año: 2013
Sello: ECM
Músicos: Kim Kashkashian (vla), Jan Garbarek (st), Vangelis Christopoulos (ob), Eleni Karaindrou (p), Camerata Orchestra (Dir: Alexandros Myrat)

Eleni Karaindrou - Athens Concert

La música para cine (también para teatro y televisión, en este caso) tiene como función ineludible servir a las imágenes. El interés comercial procura prolongar su vida más allá de la pantalla. Disociarla con fortuna de la imagen no siempre es sencillo y muchas veces el intento carece de sentido. Eleni Karaindrou salva escollos y su música se hace valer por sí misma después de haber servido, de forma magistral, a su función inicial. El problema -si es que tal cosa puede llegar a ser un problema- es que sus composiciones para (fundamentalmente, pero no sólo) las películas de Theo Angelopoulos están tan ligadas a las imágenes que, al oírlas, el seguidor del difunto cineasta griego activa de forma inevitable la memoria estética de su cine. Karaindrou y Angelopoulos se fundieron en una de esas raras y valiosas comuniones artísticas que tan difíciles resultan de disociar.

Con una mayoría de versiones de la música para Angelopoulos (incluido su icónico Eternity Theme de La eternidad y un día –lástima que sólo en la versión piano solo y no en alguno de sus arreglos camerísticos u orquestales-), Karaindrou selecciona algunos de los temas de película junto a otras partituras para obras de teatro, una serie de televisión e incluso tres arreglos de su obra concertística (quizá la que, por su naturaleza de música sin función externa, más densidad tienen). Todo discurre por los habituales terrenos de estatismo de Karaindrou, con toques de reminiscencia folclórica y valses y tangos que, como en el cine de Angelopoulos, brillan como una moderada celebración de la vida en medio de tanta contemplación. Terreno para la expresión de los solistas invitados, especialmente para la intérprete de viola Kim Kashkashian, a quien la sencillez formal de la música permite gozar en la expresión (escúchese, al respecto, los Closed roads para viola y orquesta de cuerda. Puro deleite expresivo). Terreno también para que el noruego Jan Garbarek aplique su propio estilo, con ese sonido que se recrea en el vibrato de las notas tenidas y en el juego de reverberación del espacio (y del indiscutible sonido ECM de la estética de Karaindrou y de la propia edición del disco).

Lástima que a tanta belleza y perfección y al aliciente de las aportaciones de los solistas invitados, haya que sumar la imperfección y la fealdad de la inevitable (¿?) nómina de toses del público que asistió al Concert in Athens (reverberan, como corresponde a una grabación ECM). Lástima igualmente que el futuro de Karaindrou deba disociarse definitivamente del de Angelopoulos. Al cine del hombre que bebía el café gota a gota le correspondían las notas de Karaindrou, que se desenroscan con suma lentitud. Elogio de la contemplación.

Carlos Pérez Cruz

Nota: publicado originalmente en la revista 'Cuadernos de Jazz'.

Volver
PROGRAMAS
ÚLTIMOS TWEETS
@clubdejazzradio

RT @clubdejazzradio: "I want to move something in the people that makes them want to be a force for change". 🎧 elclubdejazz.com/voces-de-jazz-… In…

@clubdejazzradio

RT @diariARA: Es fan manifestacions arreu dels EUA per garantir la despenalització vigent des del 1973 ow.ly/iPeZ50ulDyu

DONACIONES
Contacto
club@elclubdejazz.com