Club de Jazz 20/02/2020
En el punto inmóvil

Reseñas de discos

Gábor Bolla - Find your way
ACT - 2012
Año: 2012
Sello: ACT
Músicos: Gábor Bolla (st, ss), Robert Lakatos (p, tcl), Lajos Sārközi (vl), Heiri Känzig (cb) y Jojo Mayer (bt)

Gabor Bolla - Find your way

Lo que son las cosas. Antes, de Hungría nos llegaban circunspectos violinistas que ocupaban - junto a otros músicos del otro lado del telón - las sillas de nuestras orquestas sinfónicas. Ahora llegan fogosos saxofonistas breckerianos y lovanianos. Gábor Bolla es un veinteañero (octubre de 1988) con el que me reencuentro nueve años después. Lo que significa que la primera vez que lo escuché apenas tenía catorce años. Fue en el Festival de Jazz de Getxo de 2003. Allí participó en la sección de concurso con un grupo llamado ‘The Next Generation’. Un cuarteto de dos saxos, batería y contrabajo, donde este último tenía 13 años (imaginen su estatura en comparación con la del instrumento). De aquello - una frivolidad de la selección del jurado (¿no había mejores propuestas jóvenes que hubo que tirar de infantes?) - guardo las notas de un poderoso saxo tenor y de los clichés y patrones boperos lógicos de chavales en formación, aunque el desparpajo tuviera algo de insólito para la edad.

Esa ‘próxima generación’ que anunciaba el nombre ya está aquí. Ahora tiene más lógica escuchar a Bolla, cuando se le supone en edad de decidir por sí mismo, cuando no hay posible paternalismo en el juicio. Bolla juega ya en la liga profesional y debuta en el también veinteañero ACT con un título que, en el fondo, reconoce el momento presente de este músico. Find your way es la búsqueda del camino propio, del discurso personal, todavía muy matizado por las influencias y admiraciones propias del descubrimiento. Un saxofonista intachable desde la perspectiva expresiva y técnica de su instrumento, pero todavía impersonal en la construcción de un lenguaje de grupo. No es estrictamente necesario que uno remarque su origen cultural y geográfico para dar a su jazzismo un punto diferencial (la voz propia es la mayor parte de las veces geográficamente inidentificable), pero son las participaciones del violinista Lajos Sārközi las que marcan en este disco un punto de inflexión y de interés estilístico. Sin ellas, sin esos giros de la tradición clásica y folclórica húngara (incluidas un par de versiones de música de Béla Bartók), sin el empaste entre Bolla y Sārközi (¡qué bellísima y lírica revisión del Django de John Lewis!), el sonido de grupo se despersonaliza, se disuelve en un mar de referencias que en ocasiones deja espuma de melaza.

Carlos Pérez Cruz

Nota: publicado originalmente en la revista 'Cuadernos de Jazz'.

Volver
PROGRAMAS
ÚLTIMOS TWEETS
@clubdejazzradio

One obstacle to understanding elephants’ experience — and their reaction to death — is that the animals’ world is i… twitter.com/i/web/status/1…

@clubdejazzradio

RT @clubdejazzradio: En el punto inmóvil 🎧 elclubdejazz.com/programa/550/ Nuevo #podcast de #ClubdeJazz con @joelharrisongtr Fernando Ulzión &…

DONACIONES
Contacto
club@elclubdejazz.com