Club de Jazz 14/01/2020
De la esclavitud al voto

Reseñas de discos

Mina Agossi - Simple things?
Candid Records - 2008
Año: 2008
Sello: Candid Records
Músicos: Mina Agossi (voz), Eric Jacot (contrabajo), Ichiro Onoe (batería), Manolo Badrena (percusión), Fred Dupont (mini moog), Racos (rap)

Mina Agossi - Simple Things?

Según Mina Agossi, el saxofonista Archie Shepp, con quien ella colabora habitualmente, considera que blues y jazz comparten el mismo espíritu, son expresión libre e improvisación. Sin embargo, la diferencia entre ambos es que el blues es lamento mientras el jazz es revolución. Conclusión (esta es mía, no sé si también la de Archie): el jazz vocal está lleno de impostores/as que dicen cantar jazz. La industria discográfica (productoras, representantes...) trata de colar cada año a la enésima "gran diva" o "dama" del género (en masculino la cosa está llena de crooners) y, por supuesto, muchos festivales, auditorios, medios de comunicación... les ponen alfombra roja. Resultado: la revolución (jazz) debería serlo en este caso de espectadores encabronados por la estafa y el lamento (blues) de quienes todavía tenemos un poco de respeto por el sentido de la palabra jazz (que no es, per se, el de una cantante pop acompañada de piano o guitarra, contrabajo y batería).

Por fortuna el monopolio que las discográficas (y medios de comunicación convencionales) tenían hasta hace cuatro días para decidir qué debíamos escuchar los oyentes (los que oyen y los que escuchan) ya no es tal aunque, como gigantes heridos (ergo no muertos), todavía luchen por mantener su estatus tradicional. Esos resquicios ganados en la batalla de la red son los que nos pueden demostrar, por ejemplo, que el jazz vocal sigue existiendo aunque no lo parezca. Porque si nos atenemos a lo que se edita en las majors deberíamos haber certificado ya su muerte. Y no. Todavía hay esperanza y revolucionarios (para los tiempos que corren).

Mina Agossi es una cantante de jazz. Lo es porque se expresa musicalmente con enorme libertad creativa y porque improvisa (¡¡¡una cantante de Jazz que improvisa!!! Guauuuu. ¡¡¡¡Dediquen a esto un titular de portada a cinco columnas!!!!). Improvisa, sí, aunque quizá su principal virtud no es que sepa hacerlo sino la libertad con la que se plantea la música. Evidente para el cazador de versiones, como las que ella realiza de Pink Floyd (Money), Jimi Hendrix (1983) o del Aquellos Ojos Verdes de Nilo Menéndez y Adolfo Utrera. Porque una cosa es lo que entendemos por regla general del concepto "hacer versión" y otra lo que hace Mina Agossi. Mina somete lo ajeno a un tratamiento estético completo y sustituye la piel del original por la suya propia. Su voz tiene tal sentido de la teatralidad que uno es capaz de imaginársela sobre el escenario con una mezcla de coquetería y autoridad irresistibles. Lo suyo no es jazz por definición estética, sino por espíritu. Hace libre a la música, deja que fluya y se retuerza, la exprime con una capacidad dramática que evidencia su pasado como estudiante de teatro. O simplemente evidencia su completa falta de prejuicios y complejos que hacen de su forma de cantar algo lleno de vida, en continua transformación, lejos de los estereotipos museísticos que, como mucho, pueden aspirar a ser moda pasajera, jarrones decorativos en el museo de Historia del Jazz.

Mina Agossi entiende a la perfección que conocer la tradición de esta música no significa recrearla hasta la extenuación. Los clásicos lo son porque supieron encontrar su propia expresión musical y ésta estuvo determinada por las circunstancias de su vida. Y su vida es otra, luego su música también. De lo contrario la revolución se convierte en cliché. Y ella tiene descaro suficiente para haber hecho también versiones de estándares como Caravan o Well you needn´t inimaginables para la ortodoxia* del jazz, pero plenamente coherentes con una forma de hacer que tuvo la suerte de empezar tarde, a los veinte años. Los suficientes para que los celosos guardianes de la ortopédica recreación del jazz no hayan tenido tiempo de coserle el cerebro a dogmas.

Carlos Pérez Cruz

*ortodoxia del jazz: Atención, pregunta: ¿no debería ser la ortodoxia del jazz la más purita de las heterodoxias?

Volver
PROGRAMAS
ÚLTIMOS TWEETS
@clubdejazzradio

El consejo editorial del @nytimes decide dar su apoyo a @ewarren y @amyklobuchar. Doble apoyo a dos candidatas en l… twitter.com/i/web/status/1…

@clubdejazzradio

“We’re encouraged to view privacy not as a desirable haven from the relentless exposure of public life, but as a zo… twitter.com/i/web/status/1…

DONACIONES
Contacto
club@elclubdejazz.com