Escucha el Club de Jazz on-line Foros
Presentación Editorial Programación Voces de Jazz Round Jazz Noticias Conciertos Discos Colaboradores Fotografías

 

m

 

   
 

JOANA GOMILA
FOLK SOUVENIR



Santi Careta y Joana Gomila
© Jesús Moreno

Ficha del concierto
Fecha: 29 abril 2017
Lugar: C.C. Matadero de Huesca

Joana Gomila (voz)
Santi Careta (guitarra)
Arnau Obiols (batería)
Laia Vallès (teclado)
Àlex Reviriego (contrabajo)

En el centro del escenario, un pájaro de juguete piaba periódicamente mientras en solitario Àlex Reviriego improvisaba un juego de diálogos, no tanto bucólico como rural, entre su contrabajo y el ave. A esa particular conferencia aviar se fueron sumando, poco a poco, el resto de componentes de la banda de Joana Gomila, para ir cautivando los sentidos y crear una atmósfera de hipnosis que remató la cantante mallorquina con su aparición entre el público, casete en mano, reproduciendo una de las grabaciones de campo que hilan e inspiran su particular reanimación del folclore balear.


Àlex Reviriego
© Jesús Moreno

Folk souvenir, creativa traducción personal de la música tradicional de la isla natal de Gomila, abría la sesión de tarde de 'Romería y desengaño', peculiar título para un modesto festival que celebra cinco años "revisitando el nexo entre la tradición y lo lúdico, abogando por una actualización desprejuiciada de la música de raíz, y rehabilitando el ritual de la romería como celebración laica y popular". Celebración que anunciaba tres conciertos consecutivos en el 'Matadero' oscense y que, por un retraso en la llegada del tercero de los grupos, Tamikrest, hubo de improvisar sesión nocturna para dar tiempo a su viaje.

Se tiende a pensar que el orden de programación tiene que ver con la importancia y/o nivel de los participantes, de menor a mayor. Hay más criterios, claro, pero en Huesca quedó claro que la delicatessen fue la del quinteto de Gomila, la más arriesgada y palpitante de las tres propuestas, la más creativa, en una sesión que después se desinfló con la desafortunada y desafinada actuación de Flamaradas y, ya en sesión nocturna, con la sólida pero insulsa de Tamikrest.


Laia Vallès
© Jesús Moreno

Nada que ver con el corazón que late en Folk souvenir, hecho de folclore transformado en música viva y abierta al momento, a la improvisación y a la experimentación, sin perder nunca su direccionalidad y control. Al igual que en su edición discográfica, Gomila planteó la actuación casi como una unidad, enlazando canciones, bien a través de la conexión de temas o mediante el lanzamiento de las grabaciones de campo que trufan el disco y que reprodujo en casete (lo que le proporciona autenticidad, aunque le reste precisión).

La base de este folk(lorismo) desprejuiciado se fundamenta en la libertad que Gomila puede permitirse al contar con una formación de improvisadores acostumbrados a retorcer la convención. Los paisajes que le proporcionan sus compañeros tienen la simultánea virtud de la solidez y de la ingravidez, que hace de la música un campo de densidad y colores variables.


Santi Careta, Laia Vallès, Joana Gomila, Arnau Obiols y Àlex Reviriego
© Jesús Moreno

Como si de auroras boreales se tratara (no son precisamente un fenómeno balear, lo sé), Folk souvenir traza manchas de sonido que van meciendo a quien las escucha, crea un estado de feliz duermevela en ese cruce de tiempos históricos entre la invocación al pasado humilde y rural de las grabaciones de campo y del folclore y el presente líquido de tecnologías y electricidad. En el equilibrio entre la contemporaneidad de su planteamiento y el respeto transgresor a sus fuentes están las mejores virtudes de un grupo con campo abierto para volar todavía más alto.

Carlos Pérez Cruz